jueves, 23 de junio de 2011

La vida.

Como médicos, como amigos, como seres humanos, todos intentamos hacer las cosas lo mejor que sabemos, pero la vida está llena de giros inesperados y justo cuando parece que tu barco llega a tierra, el suelo bajo tus pies se mueve y te tira al suelo, si tienes suerte solo te harás un moratón o un cortecito que podrás tapar con una simple tirita, pero algunas heridas son más profundas de lo que parecen en un principio y se necesita más que un “arreglo rápido”, con algunas heridas te tienes que quitar la tirita, dejarlas respirar y darlas tiempo para respirar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario